El bralette: Un imprescindible de las más jóvenes

En la actualidad, la comodidad y la elegancia ya no son antónimos. Desde hace un tiempo atrás que la lencería comenzó a ocupar otro lugar en nuestras vidas. Por eso hoy vamos a hacer un repaso por la historia del bralette. Una prenda que dejó de ser una tendencia incipiente para pasar a ser un imprescindible.  

Un acercamiento al uso del bralette

El bralette es un híbrido entre un cómodo top y un sujetador. Esta prenda viene a ser una opción mucho más natural en comparación con lo que se usaba hasta años anteriores. Aquí cambian las telas que se utilizan para su confección y los modelos. 

¿Por qué no usábamos bralettes antes? Durante mucho tiempo se impuso el uso del push up, en muchos casos impuesto por otras lógicas que no representaban a las mujeres. Si bien hay quienes se sentían cómodas con esa prenda, había quienes no encontraban su lugar allí. 

La vestimenta, más allá de protegernos del frío, del calor y de cualquier factor externo, es un elemento central en nuestra identidad. Por eso, el uso del bralette fue muy cuestionado en el último tiempo. Qué sujetadores están a la venta y a cuáles tenemos acceso es una problemática que abarca a todas las generaciones. Y el bralette deja en claro que hay opciones que se adaptan a quienes deciden mostrarse de forma natural. 

bralette

¿Cómo usar un bralette

El bralette al ser tan delicado puede llevarse como ropa interior, pero también como crop top. Hay muchos looks donde esta prenda se luce bajo blazers, camisas y camperas oversize. Puede ser el toque de sensualidad que le falta a tus outfits. Podemos apostar por el minimalismo y elegir una paleta de colores básicos. Como por ejemplo, blanco, negro y color crudo, también se puede incorporar tonos más vivos como el turquesa y el fucsia. 

Una opción jugada que nació en las pasarelas, pero podría replicarse en el día a día es usar el bralette en superposición. Es decir, por encima de una camisa, camiseta o vestido y dejarlo expuesto a la vista de todos. ¿Te resulta una idea innovadora? ¿O te daría vergüenza lucir así en la calle? 

La manera más instalada, ya a esta altura, es llevar el bralette como crop top. Las ventajas de darle este uso es que estiliza la figura y se puede combinar con muchas prendas. Desde shorts, pasando por polleras, pantalones con tiro alto y también con jeans. 

bralette

Y la forma más sutil de comenzar a experimentar es la que mencionamos anteriormente. Bajo alguna otra prenda como un vestido, una blusa, una campera o un blazer. Ahí se puede optar por utilizar un look monocromático o utilizar un color que destaque por sobre lo demás. De esa manera se deja asomar una parte del bralette, pero no en su totalidad. 

Algo a tener en cuenta

El mayor consejo que te damos desde aquí es que tengas en cuenta dos aspectos al momento de adquirir un bralette. En primer lugar la comodidad, este factor hará que te sientas bien al llevarlo puesto. Y por otro lado, y no por eso menos importante, controlar que sea de tu talla ni más chico ni más grande. Si no tienes en cuenta tus medidas puede ser que te genere inseguridad que se vea más de la cuenta. Luego puedes elegir entre la infinidad de modelos, tipologías y colores que existen. Solo ten presentes estos tips al momento de comprar. 

Lucir un bralette por fuera de los cánones a los que estamos acostumbrados también habilita opciones que nos acercan a ser más libres. En la actualidad todavía existen muchos prejuicios sobre las mujeres y las prendas que eligen vestir. Si alguien quiere ser sensual o expresar determinado mensaje a través de su outfit, ¿por qué debería limitarse?

2021-07-19T23:08:45+00:00

Deje su comentario

WhatsApp Pregunta en WhatsApp