Círculo cromático y vestimenta

El círculo cromático debe ser nuestra mayor herramienta al momento de elegir los colores que harán destacar nuestra vestimenta. Básicamente, se trata de una representación gráfica con forma de círculo donde se ubican una gran variedad de colores, es una guía para aprender a combinar paletas de colores, complementar y también crear armonía entre ellas. Está compuesto por los colores primarios, que son: el amarillo, el azul y el rojo. A ellos se suman los colores secundarios: violeta, verde y naranja, que se logran a partir de la combinación de los colores primarios. 

Los colores terciarios también componen el círculo cromático y pueden ayudarnos a la hora de elegir nuestra vestimenta. Estos resultan de la combinación entre un color primario y un secundario. Además, se puede apreciar los matices de cada tono, esto sucede luego de la adición de negro o blanco. Es importante aclarar que ellos no aparecen en el círculo porque son colores neutrales. Y ellos van bien con cualquier combinación de color, esto es importante saber para vestirnos.  

La importancia del color

Si bien aprender a utilizar esta herramienta brinda muchas posibilidades, no es necesario utilizarlo si o si. Aquí pregonamos que cada persona pueda adquirir conocimientos y aplicarlos en su estilo personal. Los colores también pueden ser una forma más de transmitir nuestra personalidad, cómo nos sentimos y qué imagen queremos proyectar.

círculo cromático y vestimenta

Siempre que elijamos destacar un color debemos tener en cuenta qué deseamos hacer. Para ello debemos recordar conceptos como la armonía, el contraste y la saturación. La armonía del color se basa en la combinación de diferentes tonos y colores que sean estéticos y agradables a la vista. Desde ya que hay combinaciones más osadas y otras más clásicas, dependerá del estilo personal o por qué se utilizará ese outfit

El contraste en el color actúa como un resaltador. Pensar en esa característica nos servirá para establecer de manera consciente qué es aquello que deseamos destacar y qué no. El contraste intensifica las diferencias que hay entre un color y otro, de esta forma llama más la atención. Esto se acentúa mientras más alejados están en el círculo cromático. 

Mientras que en el caso de la saturación tenemos que prestar atención a la intensidad de un color. Los tonos en escala de grises son aquellos que no poseen saturación. Por ello, la saturación hará que varíe la tonalidad de un color. Una tarea que puede ayudar a implementar esta característica es revisar en nuestro closet qué tonos componen nuestra vestimenta en su mayoría. ¿Te gustan más los colores vivos? ¿O te llaman más la atención las tonalidades suaves o románticas? 

¿Cómo usar el círculo cromático con nuestra vestimenta? 

Hace muchos años que el estudio de la colorimetría se centra en analizar cuáles son los colores y los tonos que quedan mejor. Esto se adecua a cada persona, aunque hay una máxima que se utiliza hace muchos años. Consiste en analizar el color de la piel, del cabello y de los ojos para establecer si la persona es cálida o fría. La paleta de color cálida engloba el amarillo, marón y naranja, mientras que la fría abarca los verdes, azules y celestes.

círculo cromático y vestimenta

De esta forma, teniendo en cuenta estos elementos se define cuál es la paleta de colores que más realza la belleza de cada persona. Lo central es destacar los rasgos faciales, por eso implementar un buen uso del círculo cromático en accesorios y camisetas hará que logremos ese cometido. No es imprescindible aplicar esta regla a todo el outfit

¿Cómo aplicar el círculo cromático en nuestras camisetas?

Si tenemos en cuenta el color se pueden elaborar diferentes looks para tenerlo de protagonista. Si recién comienzas a explorar el círculo cromático puedes optar por elaborar un outfit monocromático. Es aquel en el que tomas un color y te vistes utilizando toda su gama. Es decir, incorporando sus matices e intensidades. 

Si deseas aventurarte más, puedes optar por un look análogo. Este se compone por los colores que están ubicados, en el círculo cromático, al lado del color principal seleccionado. Es decir, son vecinos. En este caso la paleta de colores responderá a un tono predominante y su combinación con otro que no es opuesto. 

También se puede optar por elaborar un look diada o triada, aquí se utiliza un triángulo donde cada punto señala un color. De esta forma se pueden utilizar más tonos disímiles entre sí para dejar volar la imaginación. 

Además podemos investigar cómo se da la combinación entre los colores opuestos. Es decir, aquellos que se encuentran enfrentados en el círculo cromático. Aquí las prendas se lucirán por el contraste que se producirá entre ellos y utilizaremos la técnica de complementarlos. 

Jugar con combinaciones que nos saquen de nuestro lugar de confort. Salirnos del negro y el blanco como los colores básicos y no limitarnos al momento de expresarnos con nuestra vestimenta y el círculo cromático.

2021-07-12T23:41:17+00:00

Deje su comentario

WhatsApp Pregunta en WhatsApp