Qué usos tienen nuestras prendas…

En día a día las prendas forman parte de lo cotidiano, debemos salir vestidos pues porque vivimos en sociedad. El sentido común nos dicta que si tenemos frío nos pongamos un abrigo… Muchas veces queremos estar a la moda, guiarnos por tendencias temporales o estar elegantes para esa cena tan ansiada. Pero, alguna vez te has preguntado… ¿qué usos tienen nuestras prendas? La vestimenta cumple unos propósitos que se tienen en cuenta al momento de diseñar, y luego al momento de vender. Generalmente, la compra se hace para satisfacer una necesidad o placer. Pero aquí te contaremos los distintos usos de las prendas que forman parte de nuestra vida cotidiana.

Qué usos tienen nuestras prendas

4 maneras de calificar la utilidad de una prenda

El uso funcional:

Este es el uso principal que debe cumplir una prenda. Debe cumplir una función para nosotras, ya sea abrigarnos, cubrirnos, protegernos del calor o la lluvia. Por esta razón, en nuestro armario debemos contar con sweaters, zapatos para invierno o para verano. Cada prenda cumplirá su función…

qué usos tienen nuestras prendas

Uso decorativo:

¿Las prendas sirven para decorar? No, no para decorar el hogar, para vestirnos de forma estética. Estas son las prendas que, realmente no satisfacen una necesidad, sino que las tenemos para goce estético o para causar cierta impresión. Los accesorios completan un look, pero si no los llevamos puestos, no pasa nada, estos son de uso decorativo o estético.

uso decorativo

Uso específico:

Las prendas de uso específico son las que usamos en una ocasión especial. Por ejemplo, la ropa deportiva se usa solamente para actividades deportivas, de entrenamiento o para ir al gimnasio. Los disfraces también son un buen ejemplo.

uso específico disfraces

Qué usos tienen nuestras prendas para pertenecer o diferenciarnos

qué usos tienen nuestras prendas

Sí, todavía nos falta una forma de usar nuestras prendas. La pertenencia o diferenciación. Si formamos parte de un grupo o etnia, tal vez nos vistamos de una forma particular para satisfacer nuestro sentido de pertenencia. Un claro ejemplo son las subculturas de los años sesenta y setenta. Los grupos de hippies se vestían con prendas holgadas, coloridas y usaban cabelleras largas. Sin embargo, para diferenciarse, la subcultura punk se vestían de negro, los hombres usaban maquillaje y los peinados eran extravagantes.

 

Esperamos que estos ejemplos y usos te sirvan para organizar mejor tu armario, incluso, puede ayudarte a descartar aquello que no tiene una función útil. La primera regla para incorporar una prenda a tu armario debería ser que sea útil.

2022-06-21T01:32:11+00:00
WhatsApp Pregunta en WhatsApp