Colorimetría para vestirse… Elige la paleta de colores que te siente bien

La colorimetría es una ciencia que analiza las cantidades y la cualidad de cada color, según diferentes parámetros que se aplican en distintos campos como la fotografía, la química, la psicología y por supuesto, la moda. Se siguen unos parámetros que se relacionan a la percepción del color, como el tono, la luminosidad y la saturación. Tener en mente una paleta de colores cuando abrimos el armario es súper necesario para saber cómo combinar nuestras prendas. Aprender la colorimetría para vestirse es importante para destacar lo que amamos de nosotras mismas. Sin dudas, esto nos dará más seguridad en cualquier contexto.

En esta ciencia se pueden aplicar diversas teorías. La más conocida en el mundo de la moda es la teoría de las 4 estaciones. ¿De qué se trata? Cada estación tiene su propia paleta de colores. Esto quiere decir que para el invierno, el verano, el otoño y la primavera vamos a elegir tonos cálidos o fríos de acuerdo a algunos factores genéticos muy personales, como el color de ojos, de piel y de cabello (natural). En los test de colorimetría también se aplica mucha intuición y detallismo… ¿Vamos por ello?

¿Cómo elegir una paleta de color u otra?

La armonía de la piel

Para empezar el test debes buscar en tu armario dos camisetas de color blanco puro y color amarillo. Pruébate cada camiseta bajo luz natural, puede ser frente a una ventana de día. El resultado es que el rebote de la luz sobre la tela va incidir en tu rostro. Entonces, ciertas imperfecciones se van a neutralizar con un color u otro. La piel se caracteriza como fría (pieles claras) o cálida (pieles bronceadas y morenas).

colorimetría para vestirse

Aquí podemos entender que la luz es un factor muy importante. Por ejemplo, la luz de los días grises o nublados no va ser la misma que la luz de pleno verano. La piel no va iluminarse igual, por lo tanto nuestra prenda debe reflejar el color que nos ayude a agregarle luminosidad a la piel del rostro.

Colorimetría para vestirse: sácale provecho a tus prendas

Los colores cálidos y fríos

Los colores fríos son aquellos que tienen mayor cantidad de azul en su composición. En la colorimetría para vestirse estos colores son el turquesa, verde, violeta y los tonos de magenta y fucsia.

Los colores cálidos son aquellos tienen mayor cantidad de amarillo en su composición. Por ejemplo, los tonos amarillos, beige, tonos tierra, rosas claros, naranja y rojizos.

colorimetría para vestirse mejor

Al contrario de lo que indican muchas modelos o influencers, la paleta de colores cálidos le irá mejor a las mujeres con pieles de armonía fría. Y al revés, la paleta de colores fríos le irá mejor a quienes tienen una piel bronceada o morena, es decir, de armonía cálida. Esto es fácil una vez que conocemos nuestra armonía de color. Los colores complementarios a nuestra armonía nos harán destacar nuestro color de piel y del rostro.

La paleta de color que mejor refleja cómo te sientes depende de las tonalidades. Claro que esto puede ir renovándose a medida que crecemos y a medida que transformamos nuestra imagen.

Puedes aplicar la paleta de colores de la cintura hacia arriba. Es que siempre se busca destacar el rostro, nos ayuda a vernos bien ya sea con maquillaje, con accesorios y con las prendas que usamos a diario. Elige 2 o 3 colores de la paleta que va contigo para empezar a probar distintas combinaciones y aplica la ciencia de la colorimetría. Nuestro deseo es que encuentres la paleta que mejor se adapte a ti y a tu personalidad, no se trata de limitarnos, sino de comprender la colorimetría para vestirnos mejor y sentirnos estupendas.

 

2022-05-17T02:49:59+00:00
WhatsApp Pregunta en WhatsApp